Características de la carta de poder

Los documentos legales poseen una estructura básica cuyo orden es reconocido en numerosas partes del mundo. En el caso de las cartas de poder no se hace excepción a dicho concepto. La finalidad de estos formatos es aprobar o validar una autorización donde una o varias personas pueden actuar de forma jurídica en representación de otra bajo el estatus de la ley.

Su utilidad puede establecerse por un período de tiempo a corto o largo plazo y en dichos párrafos se señalan las obligaciones que el representado debe cumplir, como bien es sabido. Sin embargo, además del formato de este archivo, existen elementos que no solo son exclusivos, sino que van de la mano junto a otras especificaciones.

Por ello, te mencionaremos a continuación las características de la carta de poder.

Características principales de la carta de poder

Como se ha mencionado anteriormente, las cartas de esta categoría poseen elementos que deben considerarse para aprobar su validación. Estas se redactan de acuerdo a su nivel de importancia y se pueden hallar en diferentes renglones del documento. Los elementos citados son los siguientes:

  • Fecha: allí se debe evidenciar el período de tiempo y la validez de la carta de poder.
  • Identificación del representado: en esta sección se deben colocar los datos completos del poderdante: nombre y apellidos completos.
  • Identificación del apoderado: en esta sección se deben colocar los datos completos del apoderado: nombre y apellidos completos.
  • Otorgamiento o cesión: este documento debe contener, en su respectivo espacio, la palabra “CEDO” u “OTORGO” seguida de la obligación o facultad.
  • Poder o derecho: es un párrafo que especifica las obligaciones y responsabilidades que tendrá el apoderado al momento de actuar bajo el marco legal. 
  • Mensaje: la redacción de este archivo requiere del motivo por la que el representado otorga o cede el poder.  
  • Identificación de los testigos: allí se deben colocar los datos personales de dos (2) testigos, quienes debe presenciar el trámite.
  • Firmas: este aspecto se debe rellenar con suma cautela puesto que cualquier error no permitirá la validación de la carta. De no haber suficiente espacio por la cantidad de personas apoderadas, la sucesión de las firmas se puede realizar en el reverso de la hoja siguiendo el orden respectivo.  

Características especiales

Las funciones de estos parámetros se han mencionado en los textos anteriores. Sin embargo, verás a continuación los elementos especiales que deben reseñarse en una carta de poder:

  • Confianza: un elemento fundamental en las cartas de poder es la elegibilidad del apoderado. Autorizar a una persona para que sea el responsable de nuestros actos requiere de responsabilidad, seguridad y confianza. Por ello, es realmente importante saber elegir un excelente perfil para cumplir exitosamente con las expectativas de nuestros actos. Por esta razón, es indispensable saber que tipo de carta de poder se va a elaborar para evitar conflictos posteriores a su utilización.

Por ejemplo: una carta de poder general puede traer consigo grandes inconvenientes legales para el poderdante si esta llegase a caer en las manos equivocadas. Para este requerimiento, el representado debe elegir, preferiblemente, a una persona de su entorno familiar cercano: hijo(a), cónyuge, padre, madre o hermano(a).

  • Revocación: los daños que puede ocasionar una carta de poder pueden ser, en algunas ocasiones, irreparables. Por ello, una carta de poder debe tener la capacidad para revocarse a partir de fecha de emisión sin importar la justificación o motivo.

Para evitar este tipo de inconvenientes, se debe elegir cuidadosamente a la persona apoderada. De haber motivos para revocar el poder, el representado tiene la obligación de actuar rápido y acudir al notario que reseñó el documento para de esta forma lograr su revocación. De no estar presente el notario, se puede enviar la notificación asegurando así la anulación de la carta.

Este tipo de casos se suele frecuentar cuando el poderdante seleccionó a un representante de absoluta confianza pero que en el transcurso de sus obligaciones incumple con las facultades otorgadas. Por este motivo, el representado pierde la confianza del apoderado y solicita la anulación del poder.

Asimismo, vale recalcar que la carta de poder pierde su validez cuando el otorgante o representado ha fallecido.

  • Acuerdo: además de existir confianza entre el poderdante y el apoderado, otro aspecto relevante que debe haber en la relación entre ambos partícipes es el acuerdo para acatar reglas especificadas; es decir, un parámetro que indique las acciones únicas que deberá tomar el apoderado al momento de usar el poder.

Las especificaciones que se deben colocar en este contexto deben ser concretas y limitadas. Esto con la finalidad de evitar que el apoderado tome atribuciones extras de las que le competen. En este sentido, se evidencia lo esencial que puede ser acordar los términos antes de elaborar la carta.

Por ello, es primordial acordar los atributos y sobre todo la fecha de vigencia o límite. En pocas palabras, el apoderado no podrá hacer ni más ni menos de lo estipulado en la carta de poder. Para cada caso, solo se deben cumplir a cabalidad con algunas facultades cuyo requerimiento es necesario y único a la vez.

  • Limitaciones: como se mencionó en el renglón anterior, es importante establecer los límites de las responsabilidades para evitar conflictos entre los partícipes de la carta. La dimensión de una carta de poder puede ser mínima o máxima de acuerdo a la función que se le aplique y las clausulas por supuesto.

Las limitantes de un poder pueden determinar en gran medida lo oportuno o excesivo que puede llegar a ser el apoderado; razón por la que se especifican límites en determinados formatos. Esto sin importar el número de personas apoderadas o autorizadas.

  • Relleno de la carta: la ley dictamina que las cartas de poder deben llenarse completamente para efectuar su validación y no incurrir a la desestimación en un momento posterior a su trámite. El llenado incorrecto de una carta de poder puede ser perjudicial para el poderdante. Por esta razón, se debe tener cuidado y leer los espacios en blanco antes de colocar los datos personales de los partícipes del documento; tanto del representado como del apoderado y los testigos.

Los espacios recomendados a observar antes de rellenar son el de la persona que otorga el poder y la que lo recibe, la fecha de validación y límite, las obligaciones del apoderado y el motivo de la reseña del documento legal.

En algunos casos y dependiendo del trámite, es opcional colocar los nombres de los testigos en la parte inferior de la hoja.

Nota: las firmas que se realizarán en la carta de poder deben ser exactamente las mismas que aparecen en el documento de identidad de las personas reseñadas. La verificación de este último paso se realizará por medio de una copia de cada identificación adjunta a la carta de poder. Una firma distinta puede desestimar todo el proceso.

  • Redacción del documento: un último aspecto a considerar al momento de elaborar la carta es el uso adecuado de la redacción. Una correcta estructuración de los párrafos, cohesión, orden de obligaciones y motivos, puede determinar de manera casi inmediata su validación; tomando en cuenta el lenguaje simple que debe usar, en este caso, un profesional en abogacía.
Previous

Cómo llenar una carta de poder

Carta de poder simple

Next

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies